domingo, diciembre 10, 2006

Rage Against The Machine

Hace poco leí en una revista musical un artículo sobre los 30 mejores discos políticos de la historia. El número 1 de la lista la encabezaba el primer disco de los ya separados Rage against the Machine, sin duda una de las bandas más importantes y con mayor repercusión que surgieron a lo largo de los 90. Además contaba con uno de mis guitarristas favoritos, Tom Morello.

RAGE AGAINST THE MACHINE



El nombre lo dice todo sobre Rage Against The Machine. La agresiva fusión de guitarras "metal" con ritmos de hip-hop constituye un apropiado telón de fondo para el rapeo de unas letras violentas, polémicas y cargadas políticamente, tratando temas como las miserias de los barrios marginales, el racismo, la censura, la propaganda, la difícil situación de los indios nativos americanos y muchas otras cuestiones, en un intento de la banda por ofrecer algo más que mero entretenimiento.

Formados en Los Angeles (California, EE UU) en 1991 por Tom Morello (natural de Nueva York, EE UU; guitarra, ex-Lock Up) y Zack De La Rocha (natural de Long Beach, California, EE UU; voz, ex-Inside Out), con Tim Commerford (bajo) y Brad Wilk (natural de Portland, Oregon, EE UU; batería), Rage Against The Machine firmaron un importante contrato discográfico con, muy importante, control creativo sobre la base de una maqueta autoeditada y algunas impresionantes actuaciones en directo iniciales. Posteriormente, realizaron conciertos con Pearl Jam, Body Count, Tool y Suicidal Tendencies.

Más adelante, el grupo editó su primer trabajo, con su mismo nombre, incluyendo diversos temas de su primera maqueta y con una impresionante fotografía de portada de un monje budista quemándose a lo bonzo en protesta por la guerra de Vietnam. Saltaron rápidamente a la fama, y Henry Rollins los describió como "el grupo más a la última de los EE UU". El álbum fue todo un éxito en ambas orillas del Atlántico, y Rage Against The Machine obtuvo un gran resultado con el sencillo "Killing In The Name", aunque a de la Rocha no le hizo ninguna gracia una versión para la radio a la que se le habían quitado todas las palabrotas y que "destruía por completo el propósito de la canción". A una triunfante gira por el Reino Unido siguió una protesta silenciosa contra el PMRC (Parents Music Resource Council, el grupo que etiqueta los discos con letras explícitas en EE UU) en la cita de Filadelfia de la gira del festival Lollapalooza.

Evil Empire fue otro álbum de éxito, que llegó hasta el número 1 de las listas en EE UU. Temas como el intensamente político "Vietnow" y "Down Rodeo" mostraban a la banda en su mejor y más potente momento, mientras que la incendiaria "Bulls On Parade" se convirtió en un sencillo de éxito transatlántico. Más allá de los tacos, se encuentran algunas de las letras más honestas e intensas que se llegaron a componer en los 90.

Después de otro largo receso, el grupo volvió en noviembre de 1999 con The Battle Of Los Angeles. Sin desviarse apenas de la impronta de sus dos discos anteriores, el álbum obtuvo una calurosa acogida por parte de sus fans, pero fue rechazado por sus detractores, que consideraban que la banda no tenía nada nuevo que decir. De la Rocha se retiró al año siguiente, después de realizar una última aparición con el grupo en el disco de versiones Renegades.


Rage Against The Machine - Rage Against The Machine




¿Qué habían logrado estos muchachos? Mucho, en poco tiempo. Canalizaron una nueva tendencia, un giro importante donde el sonido evolucionaba como mezcla y que incluía muchas de las interesantes propuestas que paralelamente se iban desarrollando. El odio se transformó en grito y el grito en música. La protesta que emana de canciones tan duras como Fistful of Steel o en Wake Up patean en las sienes el sueño falso de los más encarnados ideales americanos. Todo esto dentro de una fiereza sónica que no deja treguas, ni admite complacencias. Que apela en repercusiones emotivas, a escarbar por dentro de la conciencia colectiva de miles de jóvenes americanos, potencialmente políticos y sobre todo inconformes. La música es disonante, agresiva, estridente hasta la saturación y plagada de innumerables efectos alucinantes, creados con maestría por Morello, sin incorporar sampleos, ni sintetizadores, ni teclados.

Canciones como Bombtrack (que comienza con la batería alcanzando niveles altísimos de ruido), Know your Enemy con una entrada increíblemente rara, con la guitarra limpia, que parece obra de un Village People bien dopado (música disco a mil por hora) y esa famosa frase que Zack repite gritando, ya sin música (Todos los cuales son sueños americanos) que seguramente flageló por detrás la conciencia del conservador americano. Difícil olvidar Bullet in the Head que es una especie de manifiesto anti-violencia contra las pandillas y cuyo video fue censurado por la Comisión Federal de Comunicaciones por las crudas imágenes que traía; Killing in the Name o Settle for Nothing, la única canción apolítica del disco que habla de la relación que Zack tuvo con su padre.

Punto aparte, comillas y guiones para Freedom, canción símbolo, obligatoria para mentes atrofiadas. Increíble la forma ilimitada en que combinan los sonidos, en un ir y venir de lentos compases hacia tonadas incontrolables y demenciales, de susurros calamitosos hasta vómitos frenéticos, desde un rap acompasado, juguetón, hacia el hardcore beligerante.



Tracklist:

1. Bombtrack
2. Killing In The Name
3. Take The Power Back
4. Settle For Nothing
5. Bullet In The Head
6. Know Your Enemy
7. Wake Up
8. Fistful Of Steel
9. Township Rebellion
10. Freedom


Año: 1992
Duración: 52:48
Procedencia: USA
Productor: GGGarth Richardson / RATM

Descarga:
Rage Against The Machine

Antes de su separación llegaron a publicar un DVD llamado The Battle of Mexico City. Este video de Know Your Enemy esta extraído de ese DVD:



1 comentario:

frusciante dijo...

buf buenísimos...ojalá que sean ciertos los rumores de que vuelven.